2013

Josh Ritter – The Beast In Its Tracks (2013)

Posted on


Para degustar lentamente y sin prisas.

 

Anuncios

Fauve – Blizzard (2013)

Posted on


Cambio de registro.

 

Billie Joe + Norah Jones – Foreverly (2013)

Posted on Actualizado enn


Billie_NorahSi hace unos meses me preguntan qué me parecería un disco en el que colaboran Norah Jones y el líder de Green Day (Billie Joe Armstrong) en el que hacen una revisión del clásico de los Everly Brothers “Songs Our Daddy Taught Us” me hubieran entrado muchas dudas y desde luego empezaría a escuchar con el ceño fruncido…

Sin embargo, desde los primeros acordes de “Roving Gambler”, su tema de apertura, todas las dudas se disipan y empiezas a enamorarte de este disco. Billie Joe es totalmente irreconocible en este álbum, sometiéndose al espíritu de los hermanos Everly que, en 1958, sacaron este discazo de rock’n’roll cuando se encontraban en lo más alto de su carrera.

La relectura es del todo fiel al original, realizando una reinterpretación de sus 12 temas, acelerando muy ligeramente los tempos en algunos temas, incorporando nuevos arreglos, amplificando las segundas voces e dejando la propia personalidad de los dos participantes (sobre todo la de Norah Jones, que es fascinante). Se trata un disco de raices tradicionales que son actualizados y tamizados bajo el prisma contemporáneo.

Destacaría “Long time come”, su single de adelanto, “Lightining express” y “Down in the Willow Garden” en las que destaca tanto la tristeza de su música como lo trágico de su letra. O el gran éxito original de Gene Autry “Silver Haired Daddy of Mine”.

En resumen, creo que tenemos entre manos uno de los discos más irresistibles y sorprendentes de 2013. Justo a tiempo para dar un poco de calidez a las frías noches de invierno.

 

Dawes – Stories don’t end

Posted on Actualizado enn


Dawes_StoriesLa Americana Music Association apostó por ellos cuando fueron nominados a mejor banda emergente en 2012, o llegando al #3 en la lista de folk americana de la Billboard. No es extraño cuando descubres su maravilloso debut “Stories don’t end”.

Dawes suenan a unos The Band más electrificados o a Dylan o a Paul Simon. Haciendo paralelismos con bandas actuales, recuerdan a Midlake, a The Band of Heathens o incluso puede que a Band of Horses (menos eléctricos y afilados, eso sí). Buenas harmonías vocales, segundas voces y arreglos efectivos y una notable presencia de teclado que sirve de amortiguador y sostén, como en “From a window seat”, por ejemplo.

Este tercer trabajo de la banda de Los Angeles, con cambio de discográfica incluido, es una demostración de cómo conjugar un sonido compacto, la energía controlada y buenos músicos.

Una delicia para estas tardes de invierno.

Willie Nelson – To all the girls… (2013)

Posted on Actualizado enn


Willie_girlsVolviendo a la senda de Nashville, repaso el último -de momento- disco de Willie Nelson, publicado durante el mes de octubre en los días en los que me encontraba por la ciudad cuna de la americana music. Bendita casualidad. Willie llevaba tiempo detrás de este proyecto, en el que se pudieran encontrar todas sus mujeres con las que ha compartido experiencias en esta ciudad del estado de Tennessee.

Más allá del resultado final, encontrarse en un mismo álbum a Dolly Parton, Loretta Lynn, Miranda Lambert, Sheryl Crow, Carrie Underwood, etc., desde luego ya invita a sentarse en el sofá y poner la cara A del primer vinilo y comenzar a ver en sepia.

El disco, además de ser un recorrido por las voces de Nashville es un collage por los estilos básicos de la música americana, desde el country más añejo hasta el honky tonk, el soul, el R&B… También combina canciones propias con versiones (como “Dry lightning” de Bruce Springsteen, “Please Don’t Tell Me How the Story Ends” de Kris Kristofferson, o “From Here to the Moon and Back” de Dolly Parton) sin control aparente… De entre las versiones, se incluye una auténtica maravilla, la del legendario “Have you ever seen the rain?” de la Creedence, cantado conjuntamente con su hija Paula y quien presentó en directo por primera vez en el Palace de Louisville recientemente, y en el que tuve la inmensa fortuna de estar presente.

Disfrútenlo.

Jason Isbell – Southeastern (2013)

Posted on Actualizado enn


Jason_southeasternSe trata de uno de los discos más celebrados de este 2013 que está a punto de abandonarnos. El último trabajo del de Green Hill, Alabama, y antiguo líder de Drive by Truckers, se ha encaramado a la cima de la Americana AirPlay Chart desde prácticamente su lanzamiento, y se mantendrá previsiblemente durante algún tiempo más.

Su southern rock con toques de country-rock de este Southeastern va ganando tras sucesivas escuchas, mostrándose más acústico que su anterior aventura, o incluso que en su anterior álbum grabando junto a 400 Units que tanto reconocimiento obtuvo, “Here we rest”, siendo nominado al mejor disco del año, mejor canción (con “Alabama Pines”, que finalmente se llevó el premio), mejor artista, y mejor grupo del año por la AMA en 2012,.

Ya la apertura, “Cover me up”, es toda una declaración de intenciones. Rompe de un plumazo con la electricidad mostrándose íntimo, frágil, sobrio. Traducción sonora de su portada. El disco transcurre por la senda nostálgica del paso del tiempo, de las cicatrices que van tatuando el cuerpo a medida que se superan batallas. Temas como “Stockholm” “Elephant” o  “Relatively easy” son buenos ejemplos de ello. La luz se deja entrever de vez en cuando, como ocurre en “Flying over water”, en el que asoma la energía y vitalidad que ya  le conocíamos, o más claro todavía en “Super 8”.

The Band of Heathens – Sunday morning record (2013)

Posted on Actualizado enn


Sunday_morningOtro de los souvenirs de Nashville fue el último trabajo de The Band of Heatens, una banda de Austin, Texas, que ya está convertida en celebridad y fenómeno de masas (en la Airplay chart de la AMA está en lo más alto desde hace semanas). Además, está mimada por la prensa musical (ver la crítica del disco en No Depression es un buen ejemplo) y después de varias escuchas, la verdad es que no es para menos.

Aunque su fuerte -y gran parte del mérito de su éxito, y el cuidado y fenómeno de distribución hace que pienses inmediatamente en The Grateful Dead- se basa en los directos, este disco (el cuarto disco de estudios) es un cocktail perfecto de rock, folk, country, blues, soul y gospel. No es raro que la cabeza se te vaya a The Jayhawks (de su primera época), The Band, The Beatles o incluso algún ramalazo de Teenage Fanclub.

El título es de lo más acertado; ese “Sunday morning record” haciendo referencia a esas músicas de café con leche (como decía a menudo Jesús Ordovás) un domingo por la mañana es una declaración de intenciones de lo que se encuentra en sus 11 cortes, todos ellos compuestos por Ed Jurdi y Gordy Quist (ambos guitarras y vocalistas principales). Canciones como Shotgun (parece un homenaje al Everybody’s talking) de Fred Neil, “Miss my life” (uno de los hits del disco), “Since I’ve Been Home” (con una guitarra y acompañamientos muy Beatle en “Blackbird”, por ejemplo), o en “Shake the foundation” y el cierre con “Texas” en el que muestran un toque más eléctrico, son sólo algunas muestras que rápidamente se cuelan en cualquier playlist dominguero…