Mes: agosto 2012

Death cab for cutie – Plans (2005)

Posted on Actualizado enn


Después de su aclamado Transatlicism, la banda liderada por Ben Gibbard (tambien embarcado en The Postal Service junto a Jimmy Tamborello, Dntel) firmaba por Atlantic para continuar con su carrera, y había muchas dudas sobre las consecuencias que este cambio podría tener en su musica. El resultado inmediato es Plans, un disco más pop que su precedesor, más inmediato, algo más oscuro y menos eléctrico.
Es un álbum lleno de medios tiempos, donde sobresale la bateria de Jason McGerr, como en “Summer skin” o en “Different names for the same thing” (fabuloso cambio de ritmo, por cierto). Hay una fuerte carga de los teclados a lo largo de sus 11 canciones, como ocurre en “What Sarah Said” o “Brothers on a hotel bed”; quizás estén más cerca de su anterior etapa en la (para mí prescindible) “Crooked teeth”, “Soul meets body” (guiño en su sonido a The postal service) o en “Your heart is an empty room (aunque me falta un poco de intensidad y me sobra un poco de U2 en su guitarra). Destacaría, por último, la emoción transmitida por Ben en “Stable song” y en “I will follow you into the dark”. Una buena sonora para acompañarte en la carretera.

Anuncios

BSO – Almost Famous (Casi famosos) (2000)

Posted on Actualizado enn


En una película de Cameron Crowe tienes casi siempre asegurada una buena banda sonora, y en una película como ésta (que trata de las aventuras de un joven reportero de la Rolling Stone en su primera gira acompañando a la banda Stillwater a finales de los 60) es casi inmejorable. Se trata de una muy buena revisión de algunos de los grupos referencia de aquella época, sobre todo hablando de psicodelia, y rock and roll.
Así, nos encontramos con la versión de “Who loves the sun” de The Beatles a cargo de The Velvet Underground, el “Everybody’s gonna be happy” de The Kinks, el rock sinfónico de Lynyrd Skynyrd (“Simple man”) o “I’ve seen all good people” de Yes, el compromiso social de Simon and Garfunkel (“America”), la maravillosa “Tiny dancer” de Elton John (genial escena en el autobús), la psicodelia fe “Feel flows” de The beach boys o en “Always see your face” de Love.
Una muy buena revision de una inolvidable epoca en una interesante pelicula.

spotify:user:1118666168:playlist:0QobCmOtjqfSVMvel0CbNQ

Airliner – The last days of august (2010)

Posted on Actualizado enn


A veces te encuentras con autenticas perlas por casualidad. Éste es el caso de este disco de Airliner, único trabajo publicado por este proyecto paralelo de Kristian Rosengren, guitarrista de Aerospace.
Es un disco realmente notable, en el que bajo una guitarra acustica, su tono susurrante y pausado, algún toque de teclados, y alguna harmónica desperdigada, se encuentra un fuerte carga de sensibilidad, nostalgia y honestidad.
Ese viento de “Nostalgia” (toda una declaracion, y uno de los momentos algidos del LP), el sosiego y la emoción contenida de “Trying to be clever”, o la harmónica de “Everything that’s you” son tres buenos ejemplos de todo lo que encierran estos “últimos días de agosto”.
Se trata de un trabajo puede que pequeño, puede que menor, pero igualmente delicioso, amable e irresistible, como estar contemplando las estrellas tumbado sobre la hierba en una noche de agosto, ideal para saborear en este tórrido mes que esta llegando a su fin.

spotify:album:4E31aphhzFvzOb88bH3dpv

David Picco – David Picco

Posted on Actualizado enn


Viajar es siempre una gran oportunidad para conocer otros paises, otras gentes y también otros sonidos. Siempre que puedo, me encanta entrar en esas pequeñas tiendas locales de discos regentada normalmente por algún melómano y hacerme con algún souvenir de un grupo o cantante de la zona del que jamás hubiera oído hablar.

Éste es el caso de David Picco, compositor canadiense nacido en Saint John’s  (la capital de Newfoundland). Aunque ya no reside allí (actualmente vive en Toronto) sí guarda grandes vínculos con su pueblo natal, donde ha grabado este álbum junto con otros músicos locales, incluido Jimmy Rose, que además de tocar la guitarra en un par de canciones, atiende en Fred’s a quien quiera charlar un rato de música. Allí me hice con este trabajo de pop melancólico y agradable, música hecha por el placer de hacer música, sin más pretensiones, ideal para disfrutar una soleada mañana de domingo mientras te tomas un zumo de naranja y un cafe caliente.

Se trata de un viaje por los sentimientos de David, desde la nostalgia de abandonar su St. John’s, el amor, las pérdidas… grabado durante una estancia de 3 días en la capital de Newfoundland

Canciones como “Not for long”, “You got my word” o “True & Beautiful”, con la steel guitar deslizándose entre los dedos, ya forman parte de mi banda sonora personal de aquel viaje en el verano de 2011.

 

Blur – Blur (1997)

Posted on Actualizado enn


Problablemente se trata de uno de los mejores discos de la banda de Damon Albarn en toda su trayectoria. Quizás, además de por las propias cualidades que presenta este “Blur”, porque se trata de un disco que apareció después de su “The great escape”, hito en la época de máxima efervescencia del movimiento britpop que lideraban Blur Oasis, The Charlatans, etc. Por eso le doy parte de su mérito, porque atraverse con los giros que dieron a su música a lo largo de sus catorce canciones, la creatividad que plasmaron y sus ganas de reinvención y espíritu de riesgo me sorprendieron mucho y gratamente.
Con este disco se alejaron definitivamente de un sonido hasta cierto punto manido y previsible, apostando por la distorsion, las bases, los samplers y otras estrucuras para hacer esta joya caleidoscopica, más cerca de Pavement o Sonic Youth. Si en todos los grupos con una trayectoria sólida puede haber un “Revolver” (The Beatles), éste podría ser “Blur”.
Abrimos el disco con el single “Beetlebum” accesible, de medio tiempo pero con un final que da ese punto de distorsión que ya aventuraban otros derroteros, pasando a la aceleracion de “Chinese bombs”, y las impresionantes “I’m just a killer for your love” cantada por Graham Coxon, “Death of a party”, o el poema musicado del propio Damon Albarn”Essex dogs” (¿su “Tomorrow never knows”, quizás?), que deberian estar en cualquier recopilacion de Blur que se precie…

spotify:album:7HvIrSkKGJCzd8AKyjTJ6Q

El Niño Gusano – El escarabajo más grande de Europa (1998)

Posted on Actualizado enn


Después de su periplo en su sello de siempre, Grabaciones en el Mar, El Niño Gusano decidió embarcarse en una grande para su próxima etapa en su aventura musical, que finalmente supondría de un punto y final en su trayectoria, lamentablemente.

El disco había levantado mucha expectación de lo que podrían hacer con muchos más medios (algo lógico al estar en el sello RCA) y saber si podrían continuar con su senda críptica, imaginativa y creativa, que eran sus señas de identidad y lo que les había diferenciado de forma definitiva del resto del panorama del pop patrio… y el resultado no decepcionó. Las 16 canciones (incluyendo el prólogo y epílogo de “Telehueso”) son realmente imprescindibles, auténtica orfebrería pop que resiste con nobleza el paso del tiempo, y en el que El Niño Gusano siguió acercándose a su horizonte, hacia donde podrían haber llegado pero que al final nunca llegó.

El nombre del disco “El escarabajo más grande de Europa” fue el resultado de un concurso realizado entre el grupo y Radio3 para que fuesen los fans quienes pusieran título a este disco. Y en él se junta un mosaico de emociones contenidas en canciones como “Ángel Guardia” (“qué bien sabe no existir”), “Papel de regalo” (“soy como una vieja atracción, que un día sirvió para pasarlo bien”),“Ahora feliz, feliz” (“me gusta gusta más que desayunar olerte sin nariz, me gusta más envenenar manzanas que quitarles la piel”), “Tolkas” (“de este hombre nunca habrá fotos en las enciclopedias”, “y aunque te diga su nombre no sabrás quien es”), “Lourdes” (“me queda un minuto para ser sólo labios ya”)“Soy ruso señor” (“¿por qué estás cansado?” que puede ser toda una declaración…) que son ya himnos generacionales, sonidos evocadores de otros mundos oníricos, sin estructuras encorsetadas… si puede haber discos recomendables, éste debería ser uno de ellos.

Los Planetas – Super 8 (1994)

Posted on Actualizado enn


Sin duda, uno de los discos de referencia del nuevo indie español de la década de los 90. Los Planetas ya se habían dado a conocer con su ep “Medusa EP” que a través de Radio3 había sonado sin cesar en Discogrande o el Diario Pop. De esto modo, el disco fue muy esperado, y la verdad es que los granadinos no defraudaron.

Es difícil destacar alguna canción sobre otras, ya que el disco suena muy compacto, las letras están muy trabajadas, las guitarras suenan potentes y la voz de J…. es la voz de J, algo que siempre fue “marca de la casa”.

Canciones como “La caja del diablo” (desarrollo sobre “El centro del cerebro”), “Brigitte” (dedicada a una chica que a J le recordaba a Brigitte Bardot), “Desorden” (después regrabada en el single de “Nuevas sensaciones”), “Rey sombra”, “Si está bien” o “De viaje” son ya himnos del indie patrio, dando en este disco un nuevo impulso al cuidado de las letras que ya otros (como Surfin’ Bichos) habían iniciado años antes.