2005

Katerine – Robots après tout (2005)

Posted on Actualizado enn


katerineKaterine es un personaje realmente curioso. Philippe Blanchard siempre ha ido por libre y no le ha ido nada mal. Con sus letras bizarras y estrambóticas, junto aun estilo electrónico ochenteno y desenfadado, Philippe dio mucho que hablar en 2006, y no solamente por su estética, llegando a ocupar portada en un número de la revista de Les Inrockuptibles mientras estaba en el país galo. Así que con el precedente de su anterior “8ème ciel”, me hice con este “Robots après tout”, o una revisión del retrofuturismo a partir de una óptica un infantil. En este disco es capaz de cantar a los granos de arena, botas de piel de cerdo, al lujo, a los números y a la administración…

El inicio del disco es de lo más representativo, con la enérgica “Êtres humains” y “Borderline”, a partir de las cuales van apareciendo las obsesivas “Le train de 19h” o “Après moi”, el cachondeo de “100% VIP”,  de “Louxor j’adore”, o de “Qu’est-ce qu’il a dit?”.

Katerine es diferente, tal y como se puede comprobar en este “Robots après tout”, un trabajo histriónico, burlón y desenfadado que no deja indiferente.

spotify:album:4GYorAwPaJW3Gsq3vEMPp8

Anuncios

Death cab for cutie – Plans (2005)

Posted on Actualizado enn


Después de su aclamado Transatlicism, la banda liderada por Ben Gibbard (tambien embarcado en The Postal Service junto a Jimmy Tamborello, Dntel) firmaba por Atlantic para continuar con su carrera, y había muchas dudas sobre las consecuencias que este cambio podría tener en su musica. El resultado inmediato es Plans, un disco más pop que su precedesor, más inmediato, algo más oscuro y menos eléctrico.
Es un álbum lleno de medios tiempos, donde sobresale la bateria de Jason McGerr, como en “Summer skin” o en “Different names for the same thing” (fabuloso cambio de ritmo, por cierto). Hay una fuerte carga de los teclados a lo largo de sus 11 canciones, como ocurre en “What Sarah Said” o “Brothers on a hotel bed”; quizás estén más cerca de su anterior etapa en la (para mí prescindible) “Crooked teeth”, “Soul meets body” (guiño en su sonido a The postal service) o en “Your heart is an empty room (aunque me falta un poco de intensidad y me sobra un poco de U2 en su guitarra). Destacaría, por último, la emoción transmitida por Ben en “Stable song” y en “I will follow you into the dark”. Una buena sonora para acompañarte en la carretera.

Stacey Earle and Mark Stuart – S&M Communion Bread (2005)

Posted on


Aunque ambos comenzaron su carrera en solitario, la unión sentimental entre ambos provocó que desde 2003 realicen interminables giras que tiene hoy continuidad gracias a la presentación de su nuevo disco “Dedication”, aunque de momento sólo en Estados Unidos.

Mark Stuart ya tenía una solida trayectoria dentro del Country y Stacey Earle, aunque de carrera más corta, contaba con el aval de ser hermana del gran Steve Earle, persona más que reconocida en este estilo.

En 2005 sacaron a la venta este “S&M Communion Bread”, que tuvimos la fortuna de verlos en directo incluso en Vigo, donde realizaron otra actuación memorable en La Iguana (escuchar de nuevo “The Old Gospel Ship” me devuelve al cierre del concierto cantando a capella entre la gente y subiendo las escaleras hasta la puerta de la sala, para poder dar las gracias a todos los que allí estábamos).

Al margen del disco, que tiene algunas de las canciones más redondas que hayan grabado hasta ahora -juntos o separados- (escuchar “The Old Watch” (triste triste historia), “I don’t want to have to run”, o “Town square” ya serían más que suficiente para tenerlos en cuenta), los conciertos realmente enganchan al conectar con el público con su naturalidad, cercanía y sobre todo pasión, entrega e ilusión por lo que hacen, la ternura y alegría que desprenden ambos en todo momento. Y es que a veces solamente es necesario un par de guitarras y un par de personas que viven para ese momento.

spotify:album:7o4w6HgUC9nZiOPZL1zLHv

Mickey 3D – Matador (2005)

Posted on Actualizado enn


Se trata del cuarto disco de este grupo de Montbrison liderado por Mickaël Furnon y, desde mi punto de vista, el más rico de su trayectoria.

Sin perder el desenfado, el buen humor y el sarcasmo que siempre han desprendido, han armado un disco repleto de buenas canciones, un collage sonoro en el que pueden adentrarse en diferentes estilos. Desde luego no se trata del típico disco de chanson francesa…

Pueden relacionarse, con los matices que esto siempre conlleva, con grupos como Kaolin, Tue-Loup, Luke, Indochine (para quienes Mickaël escribió el himno “J’ai demandé à la lune”) o incluso Deportivo.

En las 13 canciones (más una última a modo de epílogo), se integran tiempos medios como “Rodeo”, guitarras y tiempos más acelerados como en “Compte pas sur moi”, y mis favoritas “Quand on avait 7 ou 8 ans”, “La mort du peuple” o “Réveille toi”, donde muestran bases electrónicas de las que hacen uso con más intensidad en “La chasse à la vipère” o “La tube de l’été.

spotify:album:7ELKvakLxSb8aesWRLdYo7

Acid House Kings – Sing Along With The Acid House Kings (2005)

Posted on


Recuerdo que conocí a este grupo sueco a través del programa de cine que echaban hace algunos años en la Cadena Ser que se llamaba “Lo que yo te diga”. La selección de temas que utilizaban como cortinilla entre reportages era una parte tan importante en el programa como las propias películas.

Allí sonó un tema dulce y melódico que me atrapó de inmediato: “That’s because you drive me”. La verdad es que no me pude resistir y por ese fragmento de 30 segundos me hice con el disco, y la verdad, fue de las mejores elecciones impulsivas que hice en tiempos.

La portada del disco ya dice claramente de lo que se trata, pop sueco cristalino y desenfadado a lo largo de sus 12 canciones. En ocasiones se puede acercar al lado más ñoñi del pop (como en “This heart is a stone”) con una alegría, optimismo y naturalidad que al final invita a mover los pies y la cabeza siguiendo el ritmo, en otras canciones más calmadas como “Saturday train” o “London school of economics”. También hay cabida para temas más bailables (“Tonight is forever” o  incluso “7 days”) y para grandes canciones pop (“Sleeping” o “Do what you wanna do”).

Pop absolutamente pop de manual de 3 minutos, con arreglos de viento, cuerda y piano que arropan las melodías de noches de verano al aire libre.

spotify:album:3I9Ru50ZfIhDts4nxzwXVn