El Niño Gusano

El Niño Gusano – El escarabajo más grande de Europa (1998)

Posted on Actualizado enn


Después de su periplo en su sello de siempre, Grabaciones en el Mar, El Niño Gusano decidió embarcarse en una grande para su próxima etapa en su aventura musical, que finalmente supondría de un punto y final en su trayectoria, lamentablemente.

El disco había levantado mucha expectación de lo que podrían hacer con muchos más medios (algo lógico al estar en el sello RCA) y saber si podrían continuar con su senda críptica, imaginativa y creativa, que eran sus señas de identidad y lo que les había diferenciado de forma definitiva del resto del panorama del pop patrio… y el resultado no decepcionó. Las 16 canciones (incluyendo el prólogo y epílogo de “Telehueso”) son realmente imprescindibles, auténtica orfebrería pop que resiste con nobleza el paso del tiempo, y en el que El Niño Gusano siguió acercándose a su horizonte, hacia donde podrían haber llegado pero que al final nunca llegó.

El nombre del disco “El escarabajo más grande de Europa” fue el resultado de un concurso realizado entre el grupo y Radio3 para que fuesen los fans quienes pusieran título a este disco. Y en él se junta un mosaico de emociones contenidas en canciones como “Ángel Guardia” (“qué bien sabe no existir”), “Papel de regalo” (“soy como una vieja atracción, que un día sirvió para pasarlo bien”),“Ahora feliz, feliz” (“me gusta gusta más que desayunar olerte sin nariz, me gusta más envenenar manzanas que quitarles la piel”), “Tolkas” (“de este hombre nunca habrá fotos en las enciclopedias”, “y aunque te diga su nombre no sabrás quien es”), “Lourdes” (“me queda un minuto para ser sólo labios ya”)“Soy ruso señor” (“¿por qué estás cansado?” que puede ser toda una declaración…) que son ya himnos generacionales, sonidos evocadores de otros mundos oníricos, sin estructuras encorsetadas… si puede haber discos recomendables, éste debería ser uno de ellos.

Anuncios

El Niño Gusano – El Efecto Lupa (1996)

Posted on Actualizado enn


Era 1996 cuando el grupo liderado por  Sergio Algora (después Muy Poca Gente o La Costa Brava) firmó uno de los himnos más populares del fenómeno “indie” de la década de los 90. “Pon tu mente al sol” se ha convertido en un clásico en el que cualquier recopilatorio de la época no puede faltar.

Aunque el disco contiene mucho más que ese single. Si ya habían demostrado en “Circo Luso” (Grabaciones en el mar, 1995) que se trataba de un grupo diferente a la hora de desplegar su imaginación y hacerla música, en este disco pudieron desarrollar su creatividad y darle la vuelta al pop español como un calcetín.

La calidad y originalidad de sus letras, los arreglos y estructuras de sus canciones hacen de este disco uno de los más sobresalientes de la música independiente española, de total vigencia a día de hoy. En aquella época solamente se les podía comparar con otros genios “inventores” como los galeses Gorky’s Zygotic Mynci.

Canciones como Pelícano, Conde Duque, Mme Dos Rombos, Y lo que digo 5 veces es verdad, Un viaje a la luna, o la misma Pon tu mente al sol, son un ejemplo de cómo se puede hacer pop en castellano luminoso y atractivo.

Se trata de un disco amable, animado y simpático, pero en ningún caso vanal o superfluo, sino que es un disco para tomárselo muy en serio.