Alternative country

Sturgill Simpson – Metamodern Sounds In Country Music (2014)

Posted on


 

Aunque ya pasó este invierno por Madrid en formato acústico para presentar su aclamado segundo disco, este verano volverá en formato banda (ojalá se pase por el Huercasa) donde aprovechará para tocar sus nuevas canciones que se publicarán el próximo mes de abril en formato larga duración, y cuyo primer single ya ha salido como adelanto.

Anuncios

The Deep Dark Woods – The place i left behind (2011)

Posted on Actualizado enn


Deep_placeCruzamos la frontera en este viaje iniciático por la música americana para llegar a Saskatoon, un ciudad de unos 200.000 habitantes en el centro-sur de Canadá, donde residen los cinco componentes que forman The Deep Dark Woods, una de las bandas más sobresalientes de la americana music canadiense. “The place i left behind” es su cuarto disco de estudio, aquí dejamos de lado el banjo, la mandolina o el contrabajo, dándole por el contrario más electricidad y una notable presencia al órgano; a pesar de esto, la nostalgia y la melancolía se adueñan de muchos de sus temas y su sonido es ciertamente nostálgico (“The place i left behind” es una buena muestra, o “Mary’s gone” con esa segunda voz, violín y steel que aún suena más lánguido a la vez que emocionante), con la voz susurrante de Ryan Boldt que parece que se deja llevar lentamente sin importar su destino.

En 2o12 fue nominado por la Americana Music Association como artista emergente (junto con los también muy interesantes Dawes, aunque finalmente el premio se lo llevó Alabama Shakes).

Por supuesto, no puedo dejar de recordar “Virginia”, totalmente envolvente y llena de matices, de éstas que se quedan atrapadas en tu mente y te sorprendes tarareando de vez en cuando…

Calexico – Algiers (2012)

Posted on Actualizado enn


AlgiersLos músicos siempre dicen que las canciones van evolucionando a lo largo del tiempo, desde que la graban hasta que la tocan por última vez en directo… algo así ocurre también con los discos que escuchamos, a medida que pasa el tiempo descubrimos nuevas capas y matices que, unas veces nos llevan a universos increíbles, y otras veces constatamos lo plano y anodino que resulta todo….

En el caso de Algiers evidentemente me ocurrió lo primero. Si bien al principio me pareció un disco interesante -sin más- con un par de canciones imprescindibles (“Splitter” y “Fortune teller”) y poco más, no terminaba de entrar en su mundo, unas veces muy americano (“Fortune teller”, “Algiers”), otras veces coqueteando con el indierock (“Epic”, “Splitter”), otras con la música mexicana (“No te vayas”)…. hasta que poco a poco los extremos se fueron acercando y todo cobraba sentido.

Los vientos tinen un presencia notoria en todo el disco, haciendo mención especial en “Puerto” (con un ritmo irresistible, y acompañando Jairo Zavala a las voces), para mí el momento más alucinante del trabajo de la banda de Tucson liderada por Joey Burns y John Convertino.

En la primera tirada, el disco venía acompañado de “Spiritoso”, un disco extra en directo con muchos de los temas de “Algiers” mas algunos temas clásicos de su repertorio “Two silver trees”, “Inspiracion” o “Quattro” y alguna rareza como “Minas de Cobre”.

Mary Chapin Carpenter – The ages of miracles (2010)

Posted on Actualizado enn


Ages_of_MiraclesGrandes melodías con el poso melancólico y nostálgico de la gran Mary Chapin Carpenter. Viajando hacia atrás en el tiempo, me encuentro con estas 12 canciones con sabor a tierra, a atardecer y a vientos del norte…

Además de la cálida voz de Mary y sus harmonías vocales, los temas cuentan con grandes arreglos que las visten y decoran para endulzar y acompañarnos durante los kilómetros de carreteras desiertas por los que transcurrimos.

Tras un comienzo dominado por los tiempos medios de “We traveled so far” y “Zephyr”, Mary enseña un poco las garras de su guitarra eléctrica en “I put my ring back on”, para descender de nuevo al terreno de la añoranza que es donde se mueve con gran soltura a través de emocionantes de estribillos en “Holding up the sky”. En esta parte central encuentro la parte más luminosa del disco “4 june 1989” y “I was a bird”, donde el tiempo se detiene y te limitas a contemplar y disfrutar del momento, que no es poco. El viaje continúa de forma agradable y sin sobresaltos, saboreando la delicadeza de los temas como “I have a need for solitude”, “The age of miracles” o el maravilloso cierre con “The way i feel”. Un álbum ideal para apaciguar a las fieras y acariciar el pasado.

Sun Kil Moon – Ghosts of the great highway (2003)

Posted on Actualizado enn


Sunkilmoon - GhostsTras cerrar su aventura como Red House Paintes, y tras unos trabajos firmados con su propio nombre, Mark Kozelek inició una nueva aventura bajo el sobrenombre de Sun Kil Moon con este primer largo, “Ghosts of the great highway”.

En este disco se mantiene fiel a su estilo, de canciones lentas, de nostalgia, quietud, añoranza… quizás algo más pop, quizás algo más cercano a la tradición americana, pero en el fondo sigue moviéndose en los mismos patrones, algo que agradecemos los que nos mueven ese tipo de sentimientos.

Sí hay momentos realmente luminosos, como en “Carry me Ohio”; otras donde las guitarras se enfurecen y se afilan, “Salvador Sánchez”; o en las que el tiempo va discurriendo como arena entre los dedos, “Gentle moon”; incluso otros en los que se acerca al country-rock, “Lily and parrots”. Solamente “Doo koo kim” me sigue sin encajar después de tanto tiempo, y no es tanto por su duración (cerca de 15 minutos), sino por su lento desarrollo y monotonía -por mucho que se tome como un ensayo sicodélico- que termina por aburrir, y afea un poco el resultado final, aunque se termine por aceptar y asumir.

spotify:album:5KUtu3Jyp5SKIEhJb8NzQ0

The Avett Brothers – The carpenter (2012)

Posted on Actualizado enn


Avett_Carpenter

Uno de los discos aclamados en la Americana Music Awards de 2012, la nueva entrega de los Avett Brothers coincide con mi descubrimiento de esta banda que tanto éxito tuvo con su precedente “I and love and you”.

Se trata de un disco de americana muy amable, sosegado, con ese sabor inconfundible a polvo y tardes soleadas, que dan las guitarras acústicas, los violines, chelos…. Es nostálgico y a la vez ensoñador, algo que me suele transmitir este tipo de música.

La primera parte del disco me parece demoledora, comenzando por “The Once and Future Carpenter”, precioso homenaje a la sinceridad y honestidad de estos músicos. También  “I never knew you”, una canción muy beatle por sus juegos vocales tan brit, o “February seven”, donde recuerda al McCartney más americano. También “Life”, que de tan hermosa casi duele, en un tema intimista donde las voces se encuentran apoyadas sobre unas guitarras y violines. La belleza siempre está en lo simple.

Por poner algún pero, me rompe demasiado el ritmo sus canciones más eléctricas, como “Paul Newman vs the demons”, o “Geraldine”, que no me terminen de encajar en el conjunto.

spotify:album:3zvxtXSdWY2JHkKmoIG3OG

Ray Lamontagne and The Pariah Dogs – God willin’ & The creek don’t rise (2010)

Posted on Actualizado enn


Ray - God willinEste disco lo asociaré inevitablemente a un lugar concreto, Saint John’s, y a un momento concreto, verano de 2011. Conduciendo mientras buscaba algo de música en alguna de los cientos de emisoras de radio canadienses que se podían sintonizar… de repente, un banjo y una voz clara con un toque rasgado que me resultaba vagamente familiar; era “Old before your time”, tema que se incluía en este “God willin’ & the creek don’t rise” que Ray había publicado un año antes.

Rápidamente me hice con este disco, descubriendo que había muchas más joyas que aquella canción que fortuitamente había encontrado.

El disco transcurre por caminos nostálgicos, lánguidos y sosegados, quizás la excepción es el tema de apertura “Repo man”, con un riff que despista un poco y que puede crear una idea algo equivocada de lo que vendrá después. Ray presenta su voz tan característica moviendose entre la batería y esas guitarras…

La dylaniana “Live rock & roll and radio” es otra de las maravillas que esconde este álbum y que se merece pasar a un primer plano, gracias a esa pequeña (y a la vez tan grande) composición.

spotify:album:7uDlfwN1xFTRvTffXYPHM9